LAS GLOSAS EMILIANENSES Y LAS GLOSAS SILENSES

Las primeras palabras que conservamos escritas en castellano datan del siglo X.  Son las Glosas Emilianenses y las Glosas Silenses.

¿Qué eran las glosas? Las glosas eran unas notas aclaratorias que los frailes escribieron en los márgenes de unos libros religiosos que estaban escritos en latín.

Los frailes tenían en muchas ocasiones problemas para entender lo que ponía en estos libros porque no dominaban el latín. Entonces pedían ayuda a otros frailes con más conocimientos y luego escribían en el margen de la página la explicación en castellano. Estas pequeñas anotaciones son las muestras escritas más antiguas que conservamos del castellano.

Monasterio de Silos

Las Glosas Silenses están guardadas en el Monasterio de Silos (Burgos). En este monasterio se encuentra el famoso ciprés al que Gerardo Diego dedicó su  poema “El ciprés de Silos”.

Las Glosas Emilianenses se guardan en el Monasterio de Yuso que está en San Millán de la Cogolla (La Rioja).

Monasterio de San Millán de la Cogolla

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s